Y ahora vamos a ahorrar también haciendo nuestro propio pan casero

Os habéis imaginado alguna vez haciendo de panaderos?? Pues si no es así, ahora tendréis la oportunidad de sentiros como un verdadero “Chema” de Barrio Sésamo.

Y no haremos unos panes cualquiera, no, elaboraremos unos panecillos dignos de sorprender para una cenita con amigos… haremos los cerdipan!! o panecillos con forma de cerditos.

pan hecho a mano barato

Vamos a ello?

Necesitaremos:

  • 300 g de harina de fuerza
  • 1 sobre de levadura de panadería seca (también podemos usar 15 g de la fresca)
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • 40 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 175 ml de leche a temperatura ambiente
  • Bolitas blancas para los ojos (en la sección de preparado de repostería las encontraremos en tarritos)

Y cómo lo haremos?

Mezclaremos bien en un bol grande la harina, la levadura, el azúcar y la sal. Luego incorporaremos la leche y el huevo.

Sacaremos la masa del bol y después de unos 5 minutos amasándola notaremos como cada vez se nos vuelve más elástica…

Agregaremos la mantequilla y continuaremos amasando hasta que obtengamos una textura brillante y suave.

Haremos una bola y la dejaremos reposar tapada con un paño durante al menos 1 hora para que doble su volumen.

A continuación procederemos a desgasificar la masa, y ¿qué es eso?, pues es tan sencillo como presionarla con los dedos, aplastádola.

Cortaremos la masa en 16 porciones y haremos bolitas con 15 de ellas, ya que  la otra porción estrá reservada para las orejitas y la nariz de los cerditos.

Pondremos cada bolita de masa en unos moldes para cupcakes rígido y dejamos reposar la bola ahí durante 30 minutos más. Espero que no lo hagáis con prisa porque esto requiere paciencia.

Precalentamos el horno a 200º C. y mientras daremos forma a las orejas y a la nariz de los cerditos. Para las orejas, cortamos triangulitos pequeños con un cuchillo. Para la nariz cortaremos círculos de masa y los aplastaremos para darles forma de óvalo. Con una brocheta de madera haremos los agujeros de la nariz.

Con cuidado, pegamos a cada bola de masa la nariz y las orejas con un poco de agua (si no se podrían despegar al hornear).

Hornearemos nuestros cochifritos durante más o menos 15 minutos o hasta que estén doraditos…

Para los ojitos, cogeremos las bolitas blancas y les pintaremos con un rotulador comestible las pupilas, y  una vez estén  fríos los panes, pegaremos los ojos con un poco de glasa (mezclando media clara de huevo con 100 g de azúcar glass).

Via: La receta de la felicidad

Y ya lo veis!! es sencillo y hasta podéis utilizar esta receta para jugar y compartir con los más peques de la casa!!

Imagen de portada por Cabeza_alegre