Bombillas bajo consumo: algo más sobre ellas

Algo más sobre las bombillas de bajo consumo

Bombillas bajo consumo

¿Quiere ahorrarse dinero y actuar de modo ecológico? He aquí un gesto sencillísimo con el que cumplirá estos dos objetivos: cada vez que en su casa se funda una bombilla incandescente corriente, coloque en su lugar una de bajo consumo.

Algo más sobre las bombillas de bajo consumo

Piense que las bombillas incandescentes sólo dedican un 5% de la energía que consumen a producir luz y desperdician el 95% restante, mientras que las de bajo consumo transforman en luz el 80% de la electricidad que toman de la red. Esto explica por qué, para obtener la misma luz que arroja una bombilla incandescente de 100 vatios, basta con una bombilla de bajo consumo de 20 vatios.

Dicho de otro modo: si usa bombillas de bajo consumo, disfrutará de la misma luminosidad gastando una cantidad de electricidad mucho menor.

Ahorrar luz en casa

Esto significa que:

- recortará el monto de su factura de electricidad (hasta un 80% en lo que respecta a la parte correspondiente a iluminación);
- dejará de consumir una buena cantidad de electricidad, lo que significa que habrá que sacrificar menos recursos naturales para producirla (por ejemplo, petróleo);
- disminuirá las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, responsables en gran medida del efecto invernadero.

Ahorrar energía en el hogar

Quizás está pensando que el precio de compra de las bombillas de bajo consumo es más alto, y efectivamente lo es. Pero tenga en cuenta este detalle: una bombilla de bajo consumo dura por término medio 10.000 horas encendida, mientras que una corriente se fundirá al cabo de unas 1.500 horas. Es decir, para disfrutar de la misma luz durante el mismo periodo de tiempo, basta con pagar una sola bombilla de bajo consumo en vez de seis incandescentes.

Para explicarnos la idea, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha preparado una serie de gráficos y una calculadora para que podamos calcularlo fácilmente. Podéis acceder desde este enlace: Gráficos y calculadora consumo.

¿Convincente, no?

Fuente: Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)

Imagen por gnmills