Empecemos a customizar: personaliza tu ropa

Una de las normas básicas que tiene el hecho de customizar es reutilizar ropa que ya tenemos en  nuestro armario y no adquirir nada nuevo. Esto viene a llamarse reciclar o rediseñar tu propia ropa. También aplicable a tus complementos y zapatos, y si no ya veréis.

Los complementos de los que disponemos en casa nos darán mucho juego a la hora de transformarlos o incluso nos servirán como base para crear otros nuevos, pero si no contamos con mucha variedad en casa nos tendremos que decantar por comprar algunos, pero no olvidéis que la finalidad de esto es gastar muy poco dinero.

Bueno, pues lo primero que tenemos que hacer es ir hacia el armario de nuestros amores y bucear dentro de él un buen rato, aunque eso dependerá de la cantidad de ropa que tengamos, porque seguro que descubrimos prendas que ni te acordabas que tenías. Muy bien, y ahora intenta dividirla por grupos: Las prendas básicas, las de moda, las dignas de ser customizadas y las que podrían ser intercambiadas en algún mercadillo de trueque.

Verdaderamente, lo que nos interesa ahora es el grupo de la ropa que va ser customizada, pero también os diré que tanto los básicos como la ropa que tenemos de moda son susceptibles de sacarles el máximo partido, al igual que  mezclarlas junto con las prendas customizadas. Sin duda es todo un mundo de posibilidades que os hará ahorrar en shopping, disponer de artículos únicos además descubriréis lo creativas que podéis llegar a ser.

Imagen por twasa