Exprimiendo al máximo mis productos de casa: trucos de ahorro

Seguro que alguna vez habéis pensado sobre algún producto que “si esto tenía nada” o “pues si que se ha acabado pronto”.

Pues bien, aún queda una manera de aprovechar más todo lo que compramos.

Así exprimiremos hasta el último céntimo.

Como por ejemplo en los productos cuyo envase son los tubos (vaselinas, pasta de dientes…etc.) la manera de terminar hasta con el último resto del mismo es cortando por la mitad más o menos el tuboy os sorprenderéis de todo lo que  todavía nos quedaba en él.

Asimismo, podemos aprovechar otro tipo productos, como la botella del lavavajillas, que como normalmente son concentrados, se les puede añadir agua cuando esté por la mitad y seguir aprovechándolo por lo menos un mes más.

También podemos rescatar una máscara de pestañas reseca que estábamos a punto de tirar, con el simple gesto de añadir unas gotas de aceite dentro.

Y ¿a cuántas de nosotras nos gustaría que nuestro perfume o colonia nos durase todo el día?

Ahí van dos trucos:

1- rociar el perfume en un algodón e introducirlo en nuestro escote.

2- ponernos un poco de vaselina (o crema sin olor) donde queramos que se impregne el olor y a continuación rociar el perfume encima de donde nos hayamos puesto la vaselina.

Imagen por garytamin