Mercadillos como forma de ahorrar

Una alternativa barata para conseguir ropa es comprándola en los llamados mercadillos callejeros, pero si además nos decantamos por los mercadillos de segunda mano que se organizan en muchas ciudades de nuestro país, a veces podemos encontrarnos con verdaderas joyas “vintage”.

En esta ocasión han llegado a mis oídos que dos jóvenes empresarias en Cáceres organizan todos los domingos, un mercadillo de ropa usada.

La inspiración llegó de la mano de una amiga que vive en Alemania y que les habló de que allí comprar ropa de segunda mano es algo habitual y que mucha gente hace.” Hemos seleccionado muy bien los artículos en venta y han rechazado la ropa vieja y rota.”

Se trata de que el que acuda a este mercadillo se encuentre cosas interesantes, limpias, bien expuestas, etiquetadas, y que se las lleve en su bolsa, con total dignidad”, han comentado en diversos diarios de la zona.

También brindan un desayuno con café y dulces para todos los que acudan a primera hora que  es a las doce del mediodía, cuando abre sus puertas el ‘Mercadillo de la moderna pobre‘.

Nos podemos encontrar con ropa “vintage” desde 20 euros, con vaqueros desde 5 euros, además de numerosos complementos e incluso marcas como Zara, Bershka, etc. Pero lo que más me llama a mí la atención es que hay auténtica ropa de hace décadas que como ya sabéis está otra vez de moda.

El modus operandi, es que el precio de los artículos los pone el propio vendedor, siendo el 30% para estas chicas.

Comentaros que el próximo encuentro se realizará en ‘Monos con pistolas’, rincón de lectura, música y moda también en Cáceres, donde podemos tropezarnos con artículos que son difíciles de encontrar en nuestras tiendas de barrio.

Lugar. ‘Sanatorio de moda’, Plaza de la Concepción.

Hora. El mercadillo empieza a las 12 horas y termina a las 15 horas.

Imagen por squidonius