Otra forma de customizar: usa la ropa de verano también en invierno

Se trata de un manera bastante sencilla de seguir ahorrando unos eurillos o de que la inversión sea lo más mínima posible a la hora de ir de shopping ahora que acercan las navidades. Y es, aprovechando las faldas, pantalones o vestidos de verano e intentar utilizarlos también en invierno.

Cuando ya estamos pensando en hacer el cambio de temporada en nuestro armario, tenemos que pensar que hay prendas que con solo un pequeño añadido en nuestro conjunto podremos volver a utilizarlas en esta época del año. Un ejemplo claro es en el caso de las faldas veraniegas, ya que con el simple hacho de colocarnos unas medias tupiditas o pantys,  logramos protegernos del frío y además damos a nuestro aspecto un toque de sofisticación.

Yo siempre digo que hay que invertir bien en unos pocos complementos que serán los que de verdad harán cambiar el aspecto de nuestra ropa y hacernos diferentes a los demás, porque son con estos detalles donde reflejaremos nuestra personalidad.

Intenta hacerte con medias de varios colores y texturas (con dibujos que resulten fáciles de combinar), aunque yo optaría mejor por colores uniformes porque son los que nos darán más juego a la hora de conjuntar.

Así que aprovechar el período de rebajas para adquirirlas, outlets de nuestras ciudades o cuando las tiendas lanzan sus promociones, que suelen ser varias durante el año:

“Paga 3 y llévate 4”, “5 medias por 10 euros”, etc.

En mi caso las compré en Calcedonia que siempre tienen alguna oferta interesante, pero si nuestro presupuesto es pequeño, podemos ir incluso a tiendas “de todo a un euro” e investigar un poco.

Recuerda también (comentado en “trucos para comprar más barato”), que comprar fuera de temporada, adquiriendo en verano artículos que usas en invierno y viceversa, es hacerlo a bajo coste. Atrévete y prueba!!!.

Imagen por mamfa22

Tags: