Un dulce low cost: Retorcíos de Valdeazores

Un dulce low cost: Retorcíos de Valdeazores

Si de algo tenía ganas, era de compartir con todos vosotros, una parte de mí, vivida en el pueblo que me ha visto crecer cada verano, de sus costumbres y demás cosas típicas.

Hoy me voy a permitir presentaros un dulce muy típico de uno de los rincones manchegos más bonitos: Valdeazores.

Valdeazores, es una aldea sita en un valle de la provincia de Toledo, y es aquí donde la familia de mi madre tiene sus orígenes y donde también se impregnaron de todo el encanto de sus costumbres.

Por eso seguimos haciendo cada año que vamos al pueblo, alguno de sus postres típicos: los Retorcíos, que ahora he decidido a compartir a través del blog.

La verdad es que los pasos son bien sencillos y los ingredientes son muy fáciles de conseguir y también muy baratos. El resultado final es sorprendente, y si no ya lo veréis en las fotos que os muestro, de los que hice con mi madre y mi tía este verano.

Necesitaréis:

Ingredientes necesarios

-          Un vaso de aceite de oliva.

-          Un vaso de vino blanco.

-          Un vaso de zumo de naranja natural, y si es posible colado.

-          Un sobre de levadura.

-          Y la harina que admita (hasta que no se nos pegue en las manos).

-          Unas cañas como las de la foto (que también las encontraremos en las ferreterías de metal).

 Introducimos todos estos ingredientes en un recipiente que nos permita después amasarlo todo bien, como en estas fotos más o menos.

Una vez tengamos la masa lista, la tendremos que dejarla reposar dentro del recipiente unas 2 horas.

Después estiraremos la masa hasta hacerla fina, la cortaremos en tiras como éstas y enrollaremos a su vez alrededor de las cañas.

Las freiremos en abundante aceite de girasol y las apartaremos en algún recipiente.

No os parece un postre ideal para finalizar una comida con invitados?

Listos para comer!!!!
Os recuerdo que les podéis añadir miel derretida o azúcar.

Y además muy baratito… que en estos tiempos lo agradece el bolsillo.

 Os muestro a continuación otras curiosidades handmade que suelen hacer en los pueblos, y que seguro que a algunas de vuestras madres y abuelas les suenan:

Abanico hecho a ganchillo por una vecina de Valdeazores

 

Chupete de ganchillo hecho por mi madre

 

Máquina artesanal para hacer chorizos

 

Os presento a mi yaya Teo de 89 años.
Mirad que moza más simpática!

 

Un bolso hecho con anillas de latas de Josefa Leal (Cabeza del Buey, Badajoz).

 

Este tipo de anilla son las que utilizó.

 Como veis, lo Handmade está más de moda que nunca y este verano me he dado cuenta de ello en el pueblo. Antes se hacían muchas cosas artesanalmente, pero ahora todo el mundo se reinventa para adaptarse a estos tiempos tan difíciles.

La gente ha entendido el nuevo significado de lo hecho a mano y de compartirlo, que no es otra cosa que dar luz a un túnel, que de momento está a oscuras.

Gracias a estas personas vemos el optimismo en la crisis…

Imagen de Valdeazores por Vanessa.